8 de Enero

Cuando uno se pasa gran parte del año viajando de un sitio a otro, conociendo gentes, lugares, culturas, estilos de vida, etc… al final, la vuelta a casa se convierte en una de esas rutinas agradables que dan un poco de sentido a la vida.

En muchas ocasiones he pensado en la posibilidad de vivir en otra parte, de buscar “nuevos horizontes”, pero al final la vida parece elegir para ti el sitio adecuado, el lugar donde quedarse.

No se si han visto la película de Paolo Sorrentino “Un lugar donde quedarse”, cuyo título original “This must be the place” está sacado de una canción del polifacético David Byrne y sus fabulosos Talking Heads.

Si no han podido verla aún, háganlo. Sean Penn es uno de mis actores favoritos, pero su interpretación de Cheyenne, una vieja gloria del pop, rayadísimo por la vida, que emprende un viaje retrospectivo por Estados Unidos en busca del torturador de su recién fallecido padre en el Campo de exterminio de Auschwitz, es una maravilla. Si pueden, véanla en versión original subtitulada. No hay color.

“This must be the place” (Talking Heads)

 

Sobre El Autor

Propietario, expositor, criador y juez canino; Periodista y escritor de divulgación canina. Ha dirigido las revistas "Perros de Hoy", "El Perro en España", "Murcia Canina", "Cobro" y "Todo Perros" y las web "Perros de Hoy" y "Perros 365". Es autor de "La Gran Enciclopedia Canina" (RBA) y del libro "RSCE 100 años de historia".

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.