En una escena de la deliciosa comedia romántica “Notting Hill” William Thucker (Huhg Grant) le dice a una Anna Scott (Julia Roberts) enfurecida por haber sido sorprendida por la prensa en la casa del londinense: “Los periódicos de hoy llenarán los cubos de basura de mañana”, a lo que la estrella hollywoodiense responde que no, que en el futuro, cada vez que hubiese una noticia relacionada con ella, alguien volvería a sacar a la luz aquella noticia, aquellas fotos y la perseguirían por siempre jamás…

La película de Roger Michell es de 1999. Por entonces, internet está aún en mantillas y lo más parecido a nuestras redes sociales actuales es GeoCities, LiveJournal o SixDegrees, algunas de ellas con muy escasa implantación fuera de Estados Unidos. No será hasta 2002 cuando surja Friendster, precursor de la forma de entender el “social networking” actual, que dará sus pasos definitivos en 2003 con MySpace y Linkedin y, sobre todo, en 2004 con Facebook.

Por esta razón podemos entender la candidez de William Thucker que, desdeñando la capacidad recordatoria de las hemerotecas, no dejaba de tener parte de razón ya que la memoria lectora del común de los mortales es pequeña y sólo los archivos y la “maldad intrínseca” de los periodistas daban también una buena parte de razón a Anna Scott.

Todo ha cambiado. Ahora, con Facebook y, por extensión, otras redes sociales como Twitter, Pinterest o Instagram, lo que uno hace, publica o comparte, aunque pensemos que forma parte del pasado o que se trata de una manifestación espontánea y pasajera, en realidad queda ahí, permanece, hasta que un día, alguien, por la razón que sea, lo vuelve a sacar a la luz sin medir las consecuencias.

abuela

Mi abuela Soledad

Mi abuela Soledad murió en Julio de 2009, a punto de cumplir 94 años. Era la cabeza de una extensísima familia y todos la considerábamos como la “jefa del clan”. Ese mismo día, 17 de Julio de 2009, coincidiendo con el cumpleaños de mi padre, su hijo mayor, publiqué una foto del 92º cumpleaños de mi abuela, acompañado de una pequeña dedicatoria. 8 personas me mandaron sus condolencias ese mismo día, cosa que, como pueden suponer, agradecí muchísimo.

Ayer, 23 de Enero de 2014, cuatro años y medio después de su muerte, alguien, buceando en mis fotos, encontró la de la abuela y le dio al “Me gusta”. Acto seguido, una amiga, sin mirar la fecha de la publicación, me mandó un cariñoso mensaje. ¡Buuum! La máquina de Facebook se puso a funcionar. Desde ese momento, más de 90 nuevos “Me gusta” en la foto y 70 nuevos comentarios (hasta ahora) dándome el pésame y acompañándome en el sentimiento.

Es cierto que los agradezco igual que si me los hubieran mandado hace cinco años y que, aunque ya no está el dolor de entonces, el recuerdo de la abuela seguirá estando con todos los que la conocimos para siempre, pero resulta un poco cómico comprobar cómo la gente no se toma la molestia de leer el post original, ver la fecha en que fue publicado e, incluso, los comentarios que uno intercala para advertir que, en realidad, se trata de una noticia de hace tiempo.

Enseñanzas

Valga este caso anecdótico que me ha ocurrido a mi, para extraer algunas enseñanzas que pueden ser útiles para todos, independientemente de que se trate de un Social Media o Community Manager o de un individuo, empresa, criadero, marca, etc… con presencia en las redes sociales.

De la “Paradoja de Will Thucker” podemos concluir, entonces que:

1. Lo que se publica en Facebook (y otras redes sociales) PERMANECE

2. La gente no lee los posts originales, y mucho menos si superan la extensión de tres o cuatro líneas.

3. La gente no lee los comentarios de los demás o, al menos, no más allá de los cuatro o cinco que aparecen junto a la foto.

Por tanto:

A. Revise cada tanto su muro personal y sus álbumes de fotos y borre aquello que no le gustaría volver a ver en circulación.

B. Publique lo que publique, utilice siempre técnicas de “Titulares llamativos” para que, al menos, se lean las primeras líneas de su post.

C. Cuide los últimos comentarios que aparecen junto a sus publicaciones, si no quiere que se saquen de contexto.

D. Si nada de esto surte efecto, relájese y disfrute leyendo como le preguntan por un cachorro que ya está en Clase Veteranos, le piden precio por la moto que vendió hace siglos o le felicitan por la boda con su ex, de quien se divorció el año pasado…

 

Querido Will Thucker… si hubiera existido Facebook en 1999, ni te hubieras casado con Anna y habrías tenido que matar a Spyke… ¡Ah, y Amazon habría llevado tu librería a la ruina!

 

Will Thucker had not Facebook

In a delightful scene of the gorgeous comedy “Notting Hill” William Thucker (Huhg Grant) says to Anna Scott (Julia Roberts) very angry after being catched at Thucker house by a huge crowd of papparazzi: “Today papers will fill tomorrow bins”, but the Hollywood star says him that’s not true because every time she will be on topics, these pictures will be in the news again, and again, and again…

Roger Michell’s movie is from 1999. Internet was not so popular then and the most similar to actual social networks was GeoCities, LiveJournal or SixDegrees, some of them not very popular out of USA. On 2002 , Friendster was the pioneer of the actual “social networking”, entrenched on 2003 with MySpace and Linkedin and definitely established on 2004 with the birth of Facebook.

So, we can understand the innocence of William Thucker who, disdaining the capacity of newspaper archives, he had much of reason, because the reading memory of common people is very short and only the devilish mind of some journalist was in the side of Anna Scott arguments.

Everything has changed. Now, with Facebook and some other networks like Twitter, Pinterest or Instagram, everything yo do, publish or share, even if we believe is part of our past or it was a spontaneous or transient expression, in fact will be there until one day, when someone brings it to light for any reason without considering the consequences.

My granny Soledad

My granny Soledad died on July, 2009, near to be 94. She was the head of a very big family and all of us considered her the boss of the clan. On the same day, July 17th, 2009, I published a picture of her on her 92nd birthday with an obituary. ( friends sent me their messages of condolence that same day, something I thanked a lot.

Yesterday, January 23rd, 2014, near 5 years after her death, someone diving in my Facebook pictures found that one and press the “Like” button. After that, a friend, haven’t seen the date of the pic, sent me a message and BUUMM!!!, Facebbok machine was launched! From then, in only one night, I’ve received more than 90 new “Likes” and more than 70 comments… until now…

Truly I thank the kind words as if they has sent me the messages 5 years ago and, even when the pain is not the same now, my granny memory will be forever with us but it’s a bit crazy to check that people don’t bother to take a minute and read the original post or see the date of it, not even the comments I’ve been writing answering the well-intentioned friends to remark the date of the picture…

Learnings

So, this anecdotic case that is happening to me is good to learn some useful things for everyone involved in social networks, from Social Media and Community Managers to average users.

From “Will Thucker Paradox”  we can conclude:

1. Everything published in Facebook or similars WILL REMAINS! 

2. People don’t read the original posts, even more if are longer than 4 or 5 lines.

3. People don’t read other comments, or not more than the last 4 or 5 appearing together with the picture.

Then,

A. Review from time to time the content of your own wall, and your picture files, deleting everything you don’t like to see again running out.

B. Whatever you publish, use always the “Atractive Headlines” techniques, to ensure the first lines of your posts will be read.

C. Review the last comments appearing together with your pictures.

D. If none of this takes effect, relax and enjoy reading how someone ask you about a pup that is now a veteran, ask for price of that bike you sold years ago or send you wedding greetings, even when you divorced last year…

Dear Will Thucker… if there had been Facebook in 1999, you wouldn’t have ever married with Anna and surely you’d have had to kill Spyke… ¡Ah, and Amazon would have ruined your library!

Sobre El Autor

Propietario, expositor, criador y juez canino; Periodista y escritor de divulgación canina. Ha dirigido las revistas "Perros de Hoy", "El Perro en España", "Murcia Canina", "Cobro" y "Todo Perros" y las web "Perros de Hoy" y "Perros 365". Es autor de "La Gran Enciclopedia Canina" (RBA) y del libro "RSCE 100 años de historia".

Una Respuesta

  1. Laura

    Hoy en dia con Facebook, Twitter, Pinterest, Instagram y el resto todos somos Anna Scott !!. Se multiplicaran los asesinatos y suicidios de la presion social, nosotros ya tenemos pensado retirarnos a nuestra nueva residencia en aislamiento social en medio del campo, con la unica compañia de nuestros perros y los animalitos del bosque, como en Blancanieves 😉

    Responder

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.