El “hijo” de Carlos

Hace 22 años, un día cualquiera, sonó el teléfono de casa, un tono, dos, tres… -       ¿Diga? -       Hola, no se si nos conocemos, soy Carlos Fernández-Renau… Lo cierto es que, personalmente, no n...