Que las exposiciones caninas vienen sufriendo los efectos de la crisis económica y que dicho sufrimiento se hace especialmente patente en la caída de las inscripciones, es una verdad casi absoluta y que, además, se da en todas partes del mundo, con la excepción de aquellos países en los que la economía marcha muy bien (son tan pocos…) o en los que nuestra pasión, la cinofilia, se encuentra en un estado de efervescencia parecido al que disfrutamos en la España de mediados de los años ’90.

Con todo, las razones económicas no son las únicas en las que se fundamenta dicha bajada de inscripciones y una cierta pérdida de popularidad de las muestras caninas. Nuestro mundillo tiene muchas virtudes, pero también  unos cuantos defectos y tal vez uno de los más arraigados sea el de la tendencia a rechazar nuevas ideas o a crear una cierta endogamia en la mayoría de los aspectos que conforman la cinofilia organizada.

Cuando un país como el Reino Unido y una institución como el Kennel Club, ponen en marcha una Comisión de Trabajo para la Mejora de las Exposiciones, a cuyo frente está Keith Young, experimentado juez muy conocido en España, es una señal importante para todos los demás, pues nos viene desde el lugar en el que nace nuestro “deporte” y donde, sin duda, cuenta con mayor tradición y favor por parte de público y aficionados.

Ya hace unas semanas que se dieron a conocer las primeras medidas para fomentar el aumento de inscripciones en el Reino Unido.

A partir de 2015 se abolirá la regla del “perro batido” para aquellos ejemplares que compitan en las clases “Average” y hayan ganado previamente una clase normal. De esta forma, se pretende fomentar la opción de participar en dichas clases sin el riesgo de que, en caso de no ganarla, un perro que esté en el caso antes descrito pierda la oportunidad de competir por el CC, el Mejor de Raza o incluso salir al Grupo.

Asímismo, a partir de ahora se podrán poner en juego dos CC’s para una raza en el mismo día y lugar, ya que se va a permitir que los Clubs de Raza, en colaboración con las Sociedades Caninas, organicen sus Exposiciones Monográficas en el marco de las Exposiciones generales, algo que en otros países, como España, ya viene siendo algo habitual y que suele traer consigo un aumento de entradas en la raza en cuestión, ante la posibilidad de optar a dos premios en un sólo día, con el consiguiente ahorro de tiempo, esfuerzo y dinero.

Más exposiciones “grandes”

En la actualidad, el Kennel Club avala la organización de 4 exposiciones en las que se pone en juego el CC para todas las razas que tienen dicho status reconocido en el Reino Unido. Una es Crufts, la exposición que organiza directamente el propio Kennel Club; otra es el National Dog Show, la exposición canina más antigua del mundo y que se lleva a cabo también en el National Exhibition Centre de Birmingham. Después están las dos exposiciones organizadas por los Clubs “hermanos” del Kennel Club: Scottish Kennel Club, en Escocia y Welsh Kennel Club, en Gales.

La intención es que, a partir de 2018, se puedan celebrar más exposiciones “de todas las razas”, siempre y cuando las sociedades solicitantes cumplan con una serie de requisitos:

1. Deben ser exposiciones ya existentes

2. Se deben celebrar en un número determinado de días y poniendo los Grupos en una rotación, es decir, que cambien de día cada año, para que de manera periódica todos los expositores puedan llegar a competir en los mismos días.

3. Deben promoverse relaciones y alianzas con Clubs de Raza y otras sociedades caninas

4. Se darán permisos renovables para cinco años.

Más CC’s para las razas más populares

Actualmente, el Kennel Club no atribuye, aparte de las 4 exposiciones mencionadas, el CC a todas las razas en todas las exposiciones, ni siquiera a aquellas que tienen mayor número de inscripciones. Por eso, algunas exposiciones pierden el punto si las entradas en una determinada raza caen o, simplemente, entran en una rotación con otras exposiciones para evitar que el número de CC’s en una raza determinada supere el establecido por el Kennel Club.

A partir de 2017 se va a permitir que se ofrezca el CC en todas las razas incluídas en los apartados D y E del Stud Book del Kennel Club. El Stud Book es un Libro de Orígenes, con un número diferente al normal que todo cachorro recibe cuando su camada es inscrita en el Kennel Club y que distingue a perros que han logrado unos resultados determinados. Es como una marca de calidad, ya que los perros que figuran en el Stud Book son probados ganadores, y según sea la popularidad de una raza y el número medio de inscripciones en exposiciones de la misma, los requisitos varían un poco a la hora de poder acceder a dicho libro. Los apartados D y E recogen a las razas más populares y numerosas.

Por supuesto, la atribución de dichos CC’s estará sujeta a la predisposición a solicitarlo por parte de la sociedad organizadora.

Éstas son las razas que estarán incluídas en esta medida:

Apartado D – Deben conseguir un 1º/2º/3º en Open Class o un 1º en Limit Class para acceder al Stud Book

HOUND GROUP: Afghan Hound, Beagle.

GUNDOG GROUP: English Setter, Pointer.

TERRIER GROUP: Border Terrier.

UTILITY GROUP: Bulldog, Dalmatian, French Bulldog (from Band C), Tibetan Terrier.

PASTORAL GROUP: Bearded Collie, Border Collie (from Band E), Collie (Rough), Shetland Sheepdog.

WORKING GROUP: Alaskan Malamute, Dobermann, Great Dane, Rottweiler.

TOY GROUP: Chihuahua (Long Coat), Papillon, Pug.

Apartado E – Deben conseguir un 1º/2º/3º en Open Class o 1º/2º/3º en Limit Class para acceder al Stud Book

HOUND GROUP: Whippet.

GUNDOG GROUP: Irish Setter, Retriever (Flat Coated), Retriever (Golden), Retriever (Labrador), Spaniel (Cocker).

TERRIER GROUP: Staffordshire Bull Terrier.

UTILITY GROUP:

PASTORAL GROUP:

WORKING GROUP: Boxer.

TOY GROUP: Cavalier King Charles Spaniel.

Mirando a los nuevos

Otra de las novedades que la Comisión presidida por Keith Young ha propuesto es la celebración de una “Exposición Especial para Novatos”, por llamarla de alguna forma, que sería organizada por el Kennel Club en su recinto de Stoneleigh.

Dicha exposición combinaría el aspecto meramente competitivo con el didáctico, con la celebración de cursillos, seminarios, charlas de los jueces y promoviendo la interacción de los nuevos propietarios con clubs y otros criadores más experimentados.

De esta manera se pretende facilitar el “aterrizaje” de los nuevos dueños de un perro al mundo de la cinofilia organizada, para tratar de aumentar la afición de base en la seguridad de que un buen número de aquellos que lleguen ahora se quedarán para siempre.

Problemas universales

A través de diferentes medios, incluyendo encuestas, recepción de comentarios, redes sociales, etc… el Kennel Club ha ido captando las necesidades y anhelos de los expositores e irá estudiando en la mencionada Comisión las diferentes propuestas populares, intentando llevar a efecto aquellas que resulten más posibles de implementar y que redunden en el beneficio de todos.

Es curioso ver como los aficionados de todo el mundo coinciden a la hora de señalar algunos de los problemas que más les afectan:

– Premios: Les gustaría recibir más y mejores premios, especialmente teniendo en cuenta que lo que se da en un pequeño Open o Exemption Show suele ser mucho mejor que lo que se recibe en una de Campeonato.

– Jueces: A la mayoría de los expositores les gusta ser juzgados por jueces que demuestran preparación, respeto por el perro y el expositor, educación y dedicación, pero además les gustaría que las Sociedades Caninas variasen un poco más la composición de los paneles, recurriendo menos a “las caras de siempre”.

– Rapports: La mayoría de los aficionados que han elevado sus propuestas al Kennel Club han coincidido en el valor que se da a un rapport escrito en el que se puede conocer la opinión de alguien, normalmente, experto y que puede ayudar para el desarrollo futuro de perros, criadores y expositores.

 

¿Podemos?

En definitiva, ahora que vivimos momentos en los que parece que la voz del pueblo llano se escucha con más atención cuando parece que, de no hacerlo, puede llegar a organizarse para buscar sus propias alternativas, parece lógico que, en aspectos mucho menos relevantes, aunque no menos importantes, como pueden ser las aficiones, las pasiones, aquellas cosas que nos dan un poco de pimienta para seguir adelante con nuestras rutinas, vean también como los deseos de los que las hacen posibles, en nuestro caso de los expositores, encuentran respuesta y apoyo por parte de aquellos que han alcanzado la posición que les permite actuar, hacer las cosas, cambiar, pero que, nunca deben olvidarlo, también un día fueron uno más de tantos como cada fin de semana se ponen en carretera para compartir con otros un magnífico día de perros.

 

Sobre El Autor

Propietario, expositor, criador y juez canino; Periodista y escritor de divulgación canina. Ha dirigido las revistas “Perros de Hoy”, “El Perro en España”, “Murcia Canina”, “Cobro” y “Todo Perros” y las web “Perros de Hoy” y “Perros 365”. Es autor de “La Gran Enciclopedia Canina” (RBA) y del libro “RSCE 100 años de historia”.

2 Respuestas

  1. Sara Eiras

    Estoy totalmente de acuerdo con los puntos “Mirando a los nuevos” y “Problemas Universales”. Sería un gran incentivo para seguir yendo a las exposiciones con motivación, que es la que nos falta muchas veces.

    Responder
  2. Blai Llobet

    Estoy totalmente de acuerdo en el apartado de Problemas Universales,
    Otra cosa que hecho en falta en España aparte de los Raports, es la publicacion en la tipica pizarra de las calificaciones de cada ejemplar.
    Como bien comento Jose M. Doval, el origen de las exposiciones, era ir a ellas para ver los mejores ejemplares de la raza, poder saber de que carece cada uno, y para poder ver si ese ejemplar podrá ser en el futuro incorporado para mejorar la linea de la raza.

    Responder

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.