En estas fechas, nuestros perros están expuestos a un estrés mayor. La agitación, el cambio en la rutina, las visitas pero, sobre todo, los ruidos fuertes producidos por fuegos artificiales o petardos pueden representar un grave problema para él.

El miedo siempre produce una respuesta adaptativa que conduce a nuestro perro a escapar de una posible amenaza a su seguridad. En estado natural, se trata de un reflejo útil para salvar su vida. Esto no es necesario para los animales domésticos, pero ciertas situaciones generadoras de miedo o pánico pueden llevar a dichas respuestas y comportamientos que en ocasiones pueden llegar a ser perjudiciales para él.

El miedo a los fuegos artificiales y los ruidos fuertes en general, es común en perros y otros animales. En el caso de los fuegos artificiales, puede que no sea solo el ruido que cause el problema, sino también el destello de luz que lo acompaña. Algunos perros están tan asustados que se pueden hacer daño en un intento de huida o búsqueda de protección, mostrar agresividad o escapar y correr el riesgo de atropello o extravío.

Estos 6 consejos  de “El Blog de Arión” le ayudarán a sobrellevar estas fechas.

LEER ARTÍCULO COMPLETO

 

Sobre El Autor

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.