pandilla

Cuando arrancó “Cascote, un perro macanudo” no tenía en mente nada de todo lo que sucedió hasta ahora, simplemente armé la página para ayudar a Cascote a encontrar una familia. Muchos perros y gatos cuentan con una nueva vida gracias a su legado.

Hoy me toca a mi tener una nueva vida. Si me preguntaban hace 2 años atrás si tenía pensado tomar la decisión que les voy a contar, les diría que no. Pero bueno, todas las cosas suceden por algo. Cascote pasó por mi vida para cambiarla por completo.

Nunca hablé de mi en la página, salvo en la adopción de Barón (http://on.fb.me/16hoQyM), porque nunca lo encontré necesario, acá los únicos protagonistas son los perros y los gatos. Pero esta vez me tomo la licencia para hacerlo porque quiero compartir con toda la comunidad este paso que estoy por dar.

Mi nombre es Fede, laburo en publicidad como director de arte hace 7 años. Cuando estaba en la facu tenía un sueño, trabajar en la agencia en la que estoy hoy. Ansiaba todas las noches poder trabajar y vivir de mis ideas en las grandes ligas de la publicidad. Siempre hice lo que quise y no por tener viento a favor, todo fue producto de trabajar para que las cosas se den, de ponerle amor y pasión.

Pero hace un años atrás se me cruzó por la cabeza dejar el trabajo. Eso que tanto me gustaba, de a poco comenzó a generarme debates profundos con mis principios y mis valores. Muchas veces al punto de no poder seguir con lo que estaba haciendo. Pero la idea de esto no es hablar de una profesión que tantas alegrías me regaló en todo el camino recorrido, y ni hablar de la personas increíbles que conocí, construí familias que hoy me acompañan. Pero a veces suceden estas cosas, a veces pasa que uno ya no está contento y eso que uno hace ya no lo llena. Todo eso comenzó a pasarme. Disfrutaba de la diaria del laburo, pero al final del día no me dejaba ninguna satisfacción.

De pronto empecé a encontrar esa satisfacción en otro lado y comencé a ponerle mucha energía. Entonces sin darme cuenta, me preguntaba en silencio ¿y qué pasaría si tuviera mucho más tiempo para hacer todo esto que me gusta?, ¿qué pasaría si tuviera más tiempo para poder ayudar a más animales? En ese momento no me respondía nada, pero las preguntas cada vez me generaban más ansiedad.

Cuando cumplí los 30, hace un mes, me encontré en un momento de mi vida súper positivo, muy feliz por todo lo que estaba haciendo. Pero sin embargo tenía ganas de modificar algunas cosas. Así fue que me puse analizar mi contexto y me encontré que estaba en el mejor escenario en cuanto a responsabilidades. Entonces me dije, si no lo hago ahora, cuándo? La muerte de Ichi también fue algo que me hizo pensar mucho sobre el tema de poder ayudar a más animales.

 

…si sale sale, si no, vemos…

Hice un análisis de mi trabajo y me di cuenta que estaba tranzando mucho con mis principios y mis valores, que están muy ligados con los derechos de los animales. Hace ya 7 años que no como carne y casi 2, de esos siete, que no consumo ningún derivado de animal. De todo ese análisis saqué el resultado de que no quería negociar más con mis principios y para eso tenia que cambiar la vida tal cual la venía viviendo. Si bien estaba súper cómodo no era feliz.

Resumiendo. Hace unas 3 semanas tuve una charla con mi amigo y dupla (en publicidad, en la parte creativa, por lo general labura un director de arte y un redactor) con el cual venía laburando hace 4 años que y le dije que me quería ir. Fue una decisión difícil, pero al mismo tiempo involucraba mucha felicidad. Luego hablé con mi jefe y le dije que me iba a retirar. Me entendió a la perfección y podemos decir que se la veía venir. Como me pasó con la adopción de Barón creo que el único que no lo quería asumir era yo.

Este miércoles es mi último día en el rubro publicitario. Me voy a dedicar a los animales 100%, desarrollando proyectos que tengo en mente, para los cuales necesito tener tiempo libre. Por ahora no les puedo comentar mucho porque están en desarrollo, pero todos están relacionados 100% en generar conciencia y educación sobre los derechos de todos nuestros hermanos animales.

Para tener ese tiempo libre, decidí ponerme a laburar de manera independiente. Nunca lo hice, es la primera vez que voy a dar un paso así. Tengo muchas dudas y algunos miedos, pero de todos modos estoy tranquilo y en paz. Estoy muy feliz del paso que di:

Ese paso se llama La Pandilla de Cascote.

A partir del 6 de agosto voy trabajar paseando perros  Si hacen click sobre la palabra van a tener mas información sobre el servicio. Hice una página aparte para no mezclar los tantos, “Cascote, un perro macanudo” y “La pandilla de Cascote”, más allá de que comparten el amor y el respeto que tengo por los animales, son dos cosas distintas.

Como les decía al principio, todo esto salió sin haberlo planeado, sin haberlo pensado y estando en un escenario en el que siempre había querido estar. Creo que la vida en parte se trata de eso, de dejarse sorprender y seguir lo que uno siente, lo que a uno lo hace feliz. Después de todo como dijo Pappo, si sale sale, si no, vemos.

Sobre El Autor

Propietario, expositor, criador y juez canino; Periodista y escritor de divulgación canina. Ha dirigido las revistas “Perros de Hoy”, “El Perro en España”, “Murcia Canina”, “Cobro” y “Todo Perros” y las web “Perros de Hoy” y “Perros 365”. Es autor de “La Gran Enciclopedia Canina” (RBA) y del libro “RSCE 100 años de historia”.

Una Respuesta

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.