[youtube id=”5TRhz9fukV4″ align=”left” mode=”normal” maxwidth=”1400″]

Uno de los géneros favoritos de la cinematografía mundial es el de las “películas del fin del mundo”. En ellas se nos suele presentar el Apocalípsis en distintas opciones, a cual más siniestra e intentando hacer siempre gala de excelentes efectos especiales, para destruir ciudades, monumentos famosos y, por encima de todo, matar a cuanta más gente mejor.

Asteroides, marcianos, aliens, plagas, frío, agua, calor, volcanes, robots e incluso simios han sido algunos de nuestros “amables” destructores. Ahora le ha tocado el turno a los perros.

whitegod03

“White God” (Fehér Isten) es una película húngara del director Kornel Mundruczó, que ha obtenido el Premio “An Certain Regard” en el reciente Festival Internacional de Cannes.

En “White God” se nos cuenta la historia de Lili, una niña de 13 años que vive en Budapest con su perro Hagen, un mestizo de Labrador. La trama gira en torno a la imposición de un impuesto muy elevado para quienes quieran tener perros mestizos para, de esa forma, primar la tenencia de perros de raza pura.

Dada la imposibilidad de pagar dicho impuesto, muchas personas se ven obligadas a abandonar a sus perros, que terminan en albergues y perreras, en ocasiones gracias a la eficaz pero cruel actuación de laceros preparados para ello.

Cuando las perreras se empiezan a ver desbordadas, algunos perros callejeros, entre los que se encuentra Hagen, abandonado por el padre de Lili, se organizan y ponen en marcha una revuelta contra los humanos. Por supuesto, Lili intentará encontrar a su perro, pero, mejor vayan a ver la película y vean como termina la historia.

[youtube id=”vaGFaGp5XzE” align=”left” mode=”normal” maxwidth=”1400″]

 

Trabajar con perros es fascinante

En la película han participado más de 200 perros, todos ellos sacados de distintas protectoras y perreras húngaras. Según el director, Kornel Mundruczó, trabajar con los perros fue una experiencia fascinante. Primero se les sometió a un programa de educación y adiestramiento, a fin de poder rodar las escenas de la película, algunas de ellas realmente sorprendentes. Casi desde el momento en el que se puso el proyecto en marcha, el equipo de “White God” inició también un programa de adopciones, destinado a que todos los “perros actores” tuviesen una familia con la que ir una vez que finalizase el rodaje.

Hasta ahora estábamos acostumbrados a dos tipos de películas de perros: las de perros tontos y las de perros asesinos. En ellas se suele ir de la caricatura al sentimentalismo, pasando por el cultivo de los tópicos más aberrantes, como sucedía en “El Clan de los Dobermann” o “Cujo”, por ejemplo, o en la deleznable “White Dog” (Perro Blanco) de 1982 en la que se cuenta la historia de un Pastor Blanco Suizo obsesionado con matar a personas de raza negra… ¡Madre mía!

Confieso que cuando ponen en la tele una película de niños, de perros o “basada en hechos reales”, suelo cambiar inmediatamente de canal y son muy pocas las excepciones que se sobreponen a esa animadversión que siento por las pelis caninas: “Colmillo Blanco”, básicamente por el fantástico libro de Jack London, la maravillosa película argentina “El Perro”, que cuenta la historia de Bombón, un hermoso Dogo Argentino, o la divertidísima “Best In Show”, a la que algún imbécil tituló en España “Very Important Perros” y poco más…

De partida, la idea de que los perros buenos sean los mestizos y los perros de raza sean la causa de sus desgracias, no me gusta mucho, pero parece que se trata de una buena película y le daremos el beneficio de la duda, aunque sólo sea por el placer de ver a nuestros amigos de cuatro patas tomando el control de este desastroso mundo.

whitegod02

Sobre El Autor

Propietario, expositor, criador y juez canino; Periodista y escritor de divulgación canina. Ha dirigido las revistas "Perros de Hoy", "El Perro en España", "Murcia Canina", "Cobro" y "Todo Perros" y las web "Perros de Hoy" y "Perros 365". Es autor de "La Gran Enciclopedia Canina" (RBA) y del libro "RSCE 100 años de historia".

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.